Filosofía de la coordinación, J Vasconcelos

Tags: Mendoza, Argentina, Primer Congreso Nacional, los cuatro elementos, el Universo
Content: La filosofнa de la coordinaciуn JOSЙ VASCONCELOS Biblioteca de Mйxico Preбmbulo El silencio es al sonido lo que la luz blanca al color. De la luz natural salen todos los colores cada vez que opera el sortilegio del prisma. Del silencio emergen sones cada ocasiуn en que las cosas se mueven y chocan. De la entraсa del silencio arrancan gritos de angustia, o acentos de dicha y esperanza, los seres vivos, siempre que se agitan y actъan. En vez de la nada del sonido, su negaciуn, el silencio, es la matriz de todos los clamores. Sin silencio no habrнa notas asн como no habrнa colores si no existiese la luz. Y asн como la luz es armonнa y fusiуn de todos los colores, el silencio es armonнa y fusiуn de todos los sonidos. Se equivocaron los pitagуricos al afirmar que la mъsica de las esferas suena; la mъsica perfecta es silencio; tal y como el color se disuelve en la armonнa que es la luz. No hay en la suma de los colores o en la sнntesis aplacadora de los sonidos, que es el silencio, ningъn resabio de la unificaciуn de tipo abstracto. Las notas, los tonos diversos, los sonidos diferenciados no se reducen, como si fueran casos particulares de un mismo gйnero a una sola esencia que serнa el sonido. Entre sн y dentro de sus conjimtos, las notas y los colores son individuaciones; no es posible traducirlas unas a otras, ni siquiera conceptualmente; para desarrollo de color o sonido es indispensable que subsista cada uno, la nota y el color, fieles a sн mismos. Las imбgenes rбpidas que usa el cinematуgrafo son invariables, de otra manera no engendrarнan la traslaciуn que, por continua y diversa, es creadora de algo que simula vida. el movimiento grбfico significativo, nace de una concurrencia de heterogйneos, no de la simia de sus partes. El orden que sin embargo liga 865 Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofнa, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2
868
JOSЙ VASCONCCLOS
colores y notas es muy distinto de un comъn denominador cualesquiera. Si los colores no se conservasen autйnticos, no engendrarнan la maravilla de la luz; si las notas no poseyesen estructura vibratoria invariable, su entrecruzamiento armonioso no engendrarнa la ventura del silencio. Se trata, pues, de fusiуn y uniуn de tipo no discursivo sino armуnico, no analнtico, sintйtico: no aditivo sino heterogйneo y coherente. Las formas especнficas del conocer como acciуn Formas elementales y especнficas del conocimiento, se nos manifiestan en la actividad de todo lo que nos rodea. Examinemos la manera cуmo se desenvuelve el movimiento en los seres vivos. La primera condiciуn del movimiento creador, es el ritmo. En йl hallamos un modo de la acciуn y tambiйn un modo del conocimiento. Analicemos la marcha del hombre: consiste de dos impulsiones desemejantes que producen avance corpуreo. Adelбntase el pie izquierdo y le sigue el pie derecho; los dos impulsos heterogйneos se resuelven en la unidad que llamamos un paso. Nos hallamos frente a una contradicciуn palmaria de la matemбtica que nos dice que uno y uno son necesariamente dos; en El Paso hmnano, uno y uno combinados, nos dan uno, un paso. Y si observamos un caballo que trota, veremos que la acciуn acompasada de cuatro patas engendra un salto; de suerte que el concurso de cuatro elementos dinбmicos heterogйneos nos da una unidad que es el salto. їQuiйn podrб negar, entonces, que cuatro ya no es aquн igual a cuatro? їQuй haremos ante la evidencia desconcertante de que cuatro es igual a uno? Lo cierto es que nos hallamos ante un modo sui generis de conocimiento. Postulamos en consecuencia una ley propia de la constituciуn del vivir, el ser, a diferencia de la sola extensiуn geomйtrica. Uno y imo si son diferentes en calidad como lo izquierdo y lo derecho, no dan dos, sino una unidad nueva que engloba ambos y genera acciуn. Uno mбs uno, mбs uno, mбs uno, o sean cuatro unos, diferentes en calidad, pero concurrentes en un propуsito vivo, vuelven a dar uno; pero un uno de gйnero superior, vital, activo. їCuбles son las consecuencias filosуficas de estas verdades evidentes como las de la matemбtica, sin embargo totalmente diferentes en sus resultados? En seguida veremos que para explicarlas se hace necesario un cambio radical de los mйtodos usuales de la filosofнa.
Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofнa, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2
LA FILOSOFНA DE LA COORDINACIУN
867
La filosofнa de la coordinaciуn De suerte que el gran predecesor de los que hoy investigamos el problema de la filosofнa de la coordinaciуn es Empйdocles. El hablу, el primero, de la combinaciуn de los cuatro elementos; allн estб El Secreto del ser, en la "combinaciуn" de sus elementos constitutivos. Dijo tambiйn Empйdocles: "no intentes reducir la cualidad". Una filosofнa de calidades es la nuestra, en oposiciуn a las filosofнas abstractas que, para abstraer, prescinden de las cualidades y los caracteres que constituyen los seres. La verdad es armonнa de pensamiento y realidad; si tengo sobre La Mesa dos peras y dos manzanas y pretendo informar al que no las mira, en forma simplificada, quй es lo que tengo sobre la mesa, dirй: tengo cuatro objetos, cuatro frutas. En este momento filosofo, si por filosofнa se entiende pensar por gйneros, pero renuncio a concebir la realidad conforme el orden que hace existir las cosas. Al decir cuatro objetos, confieso el fracaso del lenguaje, el fracaso de la razуn, el fracaso de la abstracciуn. No quiero hablar de cuatro cosas; mi verdadero deseo es comunicar al oyente el placer que me causan las dos manzanas de tamaсo desigual, de color peculiar, las dos peras de lustrosa corteza apeteciblE. Tantas, preciosas particularidades, que se contienen en cada cosa, tengo que sacrificarlas para decir cuatro objetos. Si esto es hablar filosуficamente, hay que renunciar a la filosofнa y, sin embargo, йsta ha sido la filosofнa: un sistema de esquematizaciones, falsificaciones de la realidad. Sostengo que el modo de expresiуn del artista, que pinta las manzanas, segъn el Consejo de Empйdocles, sin sacrificar la cualidad, reproduciendo en imбgenes la cualidad, es mбs filosуfico que el del intelectualisla, que lo reduce todo a entes y nъmeros. El lenguaje de imбgenes se sobrepone, cuando interviene el artista, al lenguaje de las ideas abstractas y la expresiуn se perfecciona, se complementa. Afirmo que el filуsofo ha de ser el intйrprete de todas las expresiones, la conceptual, la pictуrica, la musical, la expresiуn sentimental, derivada de las conexiones de la cosa o el ser con nuestra vida. Para lograr esta suprema sнntesis no basta la razуn; hacen falta los aparatos varios de que dispone la conciencia para conocer: aparatos que quizбs se reducen a las tres categorнas: apriori mental racional, apriori йtico, constituido por juicios de valor, y el apriori estйtico que responde a las formas estйticas especнficas: ritmo.
Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofнa, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2
868
JOSЙ VASCONCELOS
melodнa, contrapunto. El contrapunto, ya lo hemos dicho, es el silogismo de la estйtica, pero no equivale al silogismo, no puede ser reducido a silogismos. De donde resulta que esta filosofнa estйtica que postulo, lejos de ser confusa, aclara la confusiуn. Expresa la cosa en si, el elemento irreductible a razуn. El irracional que otros filуsofos dejan sumergido en tinieblas, nosotros lo deslindamos segъn categorнas especнficas, las categorнas de la estйtica. El orden de La Belleza se construye en nuestro sistema segъn el ritmo, la melodнa, la armonнa y su finalidad. La finalidad se revela juzgando con la inteligencia y con la йtica y la, estйtica. Se alcanza asн la finalidad absoluta que es belleza divina, en donde se realiza la armonнa de la dicha, infinita y eterna.
Factor de coordinaciуn їCuбl es el tipo de unidad que alcanza nuestra filosofнa? Una unidad no matemбtica, una unidad compleja pero sostenida y organizada, la unidad que da a nuestro vivir la conciencia. Hay en la conciencia una raнz de orden sobrenatural. En ella lo natural es participaciуn, no es origen. La conciencia es un compuesto trino y uno de pasado, presente y futuro; memoria, atenciуn y previsiуn; al mismo tiempo, quietud y movimiento; a un tiempo, nociуn de cambio y certidumbre de fijeza. Este contrasentido original es la causa de todas las perplejidades del pensamiento y todas ellas se aclaran si logramos arrojar alguna luz en el misterio que nos permite vivir segъn pasado, presente y futuro. La vida es acciуn y es tambiйn permanencia y reposo. Es йsta una de las determinaciones de la Trinidad que es ley intrнnseca de todo lo creado. La Trinidad es el primer sistema impar y conforme a йl se construye todo lo que tiene existencia. Por eso la verdad, toda verdad, es trina y una; por eso tambiйn la verdad es coordinaciуn, no identificaciуn, a lo idealista. Si reducimos la cambiante fijeza de la conciencia a su elemento fijo, haremos idealismo y llegaremos a la absurda conclusiуn hegeliana de que "el ser es la idea"; si nos quedamos con el cambio, caeremos en el escepticismo de Herбclito que declara imposible la verdad. Pero si hacemos filosofнa de la coordinaciуn, que respeta cada factor y le busca el proceso concurrente, advertiremos que el cambio tiene su estructura y su ley. Lo mismo en el orden fнsico del cambio.
Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofнa, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2
L A KIl^SOlfНA DE LA COORDINACIУN
869
que en el orden psicolуgico del fluir de la existencia en el tiempo; ios momentos del cambio canalizan en las normas eternas de la razуn, la moral, la belleza. El ser resulta de la combinaciуn, la armonizaciуn de elementos dispares, en origen trinos. Luego, el ser se desenvuelve dentro de los otros irreductibles que son: el cambio y la fijeza; la idea y la sensaciуn; la imagen y su armonнa. Las imбgenes expresan la realidad mejor que las ideas; pero las ideas mantienen entre sн la conexiуn que les da la lуgica; las imбgenes para hacer sentido deben acomodarse al orden del Universo. No se rigen las imбgenes por las asociaciones mentales que imaginaba Hume, sino por las leyes de los cuerpos que simbolizan; las imбgenes que responden a los cuerpos fнsicos, se gobiernan por las leyes de la fнsica; las que corresponden a la vida obedecen a las leyes de la biologнa y asн sucesivamente, el Universo es un sistema de zonas diferentes que actъan luia sobre otra y sin reducirse una a la otra. El Sistema actъa segъn armonнa y proporciуn subordinadas a un fin. La realizaciуn del fin ъltimo requiere que cada quien ejercite su funciуn propia, a fin de cumplir un destino venturoso. El Cosmos no obedece al Uno abstracto de Parmйnides, sino a lA persona Divina, persona compleja dueсa de la plenitud de la existencia y que a nosotros se nos manifiesta segъn la Trinidad de Padre, Hijo y Espнritu Santo; el Creador, el Redentor y el Verbo perenne que es sostйn de los mundos.
Actas del Primer Congreso Nacional de Filosofнa, Mendoza, Argentina, marzo-abril 1949, tomo 2

J Vasconcelos

File: filosofa-de-la-coordinacin.pdf
Author: J Vasconcelos
Published: Mon Mar 31 11:57:27 2008
Pages: 5
File size: 0.24 Mb


Criminal justice, 8 pages, 0.64 Mb

Studio su Clemente Rebora, 24 pages, 0.26 Mb
Copyright © 2018 doc.uments.com