Reseña del Diccionario de la Independencia de México, coordinado por Alfredo Ávila, Virginia Guedea y Ana Carolina Ibarra, GP Ramos

Tags: guerra de Independencia, Morelos, Ignacio Allende, El Diccionario, El art�ulo Abad y Queipo, Miguel Hidalgo, Juan Aldama, Hidalgo y Costilla, 16 de septiembre, Universidad Nacional Aut, La Independencia, Estados, San Luis Potos, Primo de Verdad, El Estado, Historia de la independencia
Content: 1 Reseсa del Diccionario de la Independencia de Mйxico, coordinado por Alfredo Бvila, Virginia Guedea y Ana Carolina Ibarra Gerardo Pelбez Ramos CON MOTIVO DEL bicentenario del inicio de la Revoluciуn de Independencia de nuestro paнs, la Universidad Nacional Autуnoma de Mйxico llevу a cabo diversas actividades conmemorativas, entre las cuales destaca la ediciуn del Diccionario de la Independencia de Mйxico, coordinado por Alfredo Бvila, Virginia Guedea y Ana Carolina Ibarra. Este libro, de 102 entradas, conjuntу el esfuerzo de 55 autores especialistas en La guerra de liberaciуn nacional que condujo a la destrucciуn del colonialismo espaсol y a la formaciуn del Estado mexicano. Para analizar su contenido se hace la presente reseсa. La Revoluciуn de Independencia de la Nueva Espaсa fue una revoluciуn de masas, profundamente popular, o como dice Sergio Guerra Vilaboy: "El denominador comъn del movimiento juntista hispanoamericano fue su carбcter moderado, limitado prбcticamente al establecimiento de la libertad de comercio, el cual contrastaba con la airada revoluciуn popular que el 16 de septiembre de 1810 estallу violentamente en las бreas rurales de Mйxico. Esta insurrecciуn, en sentido estricto, poco tenнa que ver con los estrechos objetivos y restringidas fuerzas motrices del juntismo hispanoamericano, proceso eminentemente urbano y elitista. "La rebeliуn anticolonialista que estremeciу el Virreinato de Nueva Espaсa, el territorio mбs poblado de Hispanoamйrica, fue uno de los movimientos genuinamente populares de la independencia..." [1] La historiografнa soviйtica anterior a la guerra frнa indicaba sobre la Revoluciуn de Independencia novohispana: "Sуlo en Mйxico asumiу un carбcter de masas el movimiento de independencia. A su cabeza estaba el pбrroco de aldea Hidalgo, de sesenta aсos de edad; uno de los pocos criollos que no temнa buscar el apoyo de las masas populares. Reuniу en su iglesia a los indios del distrito y los incitу a la insurrecciуn (16 de septiembre de 1810). Los insurrectos, llevando consigo la imagen santa `que hacнa milagros", se pusieron en marcha. Afluнan de todas partes miles de indios armados de cuchillos y lanzas. Bien pronto, el nъmero de los insurrectos llegу a 100,000 hombres. Por donde pasaban exterminaban a los terratenientes, cuyas haciendas eran entregadas a las comunas indias..." [2] Los coordinadores seсalan acerca de la obra: "Se trata de un repertorio de palabras clave, de un muestrario de nombres y conceptos que nos permiten dar sentido a este acontecimiento fundacional de nuestra historia. El Diccionario de la Independencia de Mйxico recoge aquello que, nos parece, da cuenta del avance de los trabajos recientes". (p. 9) El libro contiene una presentaciуn de Alicia Mayer; una introducciуn de los coordinadores; las secciones Personajes, La guerra, Conceptos y cultura polнtica, Instituciones, Sociedad, economнa y cultura, y Los historiadores; una cronologнa, Нndice onomбstico, y autores. Personajes EN ESTA SECCIУN destacan las entradas Abad y Queipo, Manuel; Allende y Unzaga, Ignacio; Bocanegra, Marнa Gertrudis; Calleja del Rey, Fйlix Marнa; Cos, Josй Marнa; Fernбndez de Lizardi, Josй Joaquнn; Guerrero, Vicente; Hidalgo y Costilla, Miguel; Iturbide y Arбmburu, Agustнn de; Lуpez Rayуn, Ignacio; Mina, Xavier; Morelos y Pavуn, Josй Marнa; Mujeres en la Independencia; Ortiz de Domнnguez, Marнa Josefa; Primo de Verdad y Ramos, Francisco, y Vicario, Leona. El artнculo Abad y Queipo, Manuel plantea que este teуrico y analista polнtico "fue uno de los mбs decididos opositores a la independencia de la Nueva Espaсa, proponiйndoles a las autoridades virreinales diversas medidas para sofocar el movimiento insurgente y emitiendo
2 varios edictos dirigidos a los habitantes del obispado de Michoacбn, con los cuales buscaba disuadirlos de seguir la causa independentista". (p. 15) Puso como ejemplo negativo a la Revoluciуn haitiana. La entrada Allende y Unzaga, Ignacio, sostiene: "...el ejйrcito insurgente creciу mucho durante los primeros meses y, comandado por Allende, consiguiу vencer a las tropas del coronel Torcuato Trujillo en el Monte de las Cruces el 29 de octubre de 1810, aunque a un precio muy alto, ya que murieron mбs de dos mil de sus hombres. Despuйs de este encuentro, se presentу una de las mбs grandes diferencias entre Ignacio Allende y Miguel Hidalgo. Allende propuso aprovechar la victoria y tomar la Ciudad de Mйxico, pero Hidalgo se negу a entrar, decisiуn que resultarнa definitoria para el destino del movimiento". (p. 20) Despuйs de la derrota de Puente de Calderуn, en enero de 1811 (el artнculo dice 1810), los jefes de la insurgencia quitaron el mando a Hidalgo y lo dejaron en manos de Allende. El militar de San Miguel el Grande fue fusilado por los colonialistas el 26 de junio de 1811, junto con Mariano Jimйnez, Manuel Santa Marнa y Juan Aldama. Bocanegra, Marнa Gertrudis es un artнculo que informa: "Atrapada en aquella situaciуn y habiendo perdido buena parte de su familia por la causa a la que permaneciу siempre fiel, doсa Gertrudis fue sometida a juicio y condenada a la pena mбxima. Fue asн como el 11 de octubre de 1817 se le pasу por las armas en la Plaza Mayor de Pбtzcuaro, no sin antes arengar nuevamente al pueblo Para que continuara luchando por la causa independentista". (p. 35) En Calleja del Rey, Fйlix Marнa es narrada la acciуn de este connotado criminal de guerra y genocida: "En cada poblaciуn que llegу, reemplazу a las autoridades insurgentes, ejecutу a los mбs comprometidos o simplemente A personas del pueblo bajo con el fin de intimidarlo, y luego decretaba el indulto. Hasta la batalla de Calderуn, el jefe de operaciones pensу que sуlo con su ejйrcito podrнa someter a los rebeldes, pero la realidad le demostrу que sin una fuerza de apoyo en los pueblos, poco se podrнa avanzar". (p. 39) En Cos, Josй Marнa, se afirma: "Era en el terreno de las ideas donde Josй Marнa Cos parecнa desenvolverse con mayor soltura, como lo demostrу al hacerse cargo de la ediciуn de El Despertador Nacional, para cuya elaboraciуn el propio Cos habнa confeccionado con madera los tipos de imprenta, y que luego fue sustituido por el Ilustrador Americano, publicaciуn semanal que servнa a la causa de los independentistas y para cuya ediciуn los insurgentes tendrнan a su disposiciуn una imprenta hecha llegar hasta sus territorios de manera ingeniosa por la sociedad secreta de Los Guadalupes..." (p. 45) La entrada Fernбndez de Lizardi, Josй Joaquнn apunta: "Las publicaciones de Lizardi fueron llevadas a instancias censoras hasta el fastidio porque consideraban inъtiles a los canуnigos, reclamaban la expropiaciуn de los bienes del clero, que el Estado administrara los diezmos y la separaciуn de la Iglesia y del Estado, amйn de reнrse de las supersticiones que llenaban las cabezas de los fieles..." (pp. 55-56) En el ensayo Guerrero, Vicente queda asentado: "De su discurso se infiere que le irritaba la restricciуn para que los individuos `reputados por originarios de Бfrica', como decнa el artнculo 22 de la Constituciуn de Cбdiz, pudieran acceder directamente a la ciudadanнa... "Como es bastante sabido, por su aspecto fнsico Guerrero bien podrнa ser `reputado por originario de Бfrica', al igual que la mayorнa de los habitantes de las costas del Pacнfico donde tenнa buena parte de sus bases de apoyo. Por ejemplo, el puerto de Acapulco estaba habitado casi en su totalidad por mulatos, a cuyo grupo pertenecнan incluso las familias mбs connotadas del lugar...". (p. 63) En Gutiйrrez de Lara, Josй Bernardo, se da a conocer: "Gutiйrrez de Lara arribу a Washington el 11 de diciembre de 1811, como el ъnico enviado insurgente que llegу a la capital estadounidense, donde fue bien recibido y donde se entrevistу con el secretario de Guerra, con El Presidente James Madison y con James Monroe, secretario de Estado, de quienes no aceptу sus
3 pretensiones intervencionistas [expansionistas] sobre la Nueva Espaсa pero sн su ayuda para regresar a ella y organizar una expediciуn sobre Texas..." (p. 69) En la entrada Hidalgo y Costilla, Miguel, es expuesta la incorporaciуn de masas a la insurrecciуn del pбrroco de Dolores y precisada la evoluciуn de las ideas de йste: "Baste decir aquн que para Hidalgo fue la experiencia mбs insуlita y lo transformу. Sorprendido ante la seducciуn con que arrastraba los pueblos y conmovнa al paнs, al verse aclamado por multitudes innumerables se sintiу el mesнas que vengarнa la ignominia de siglos. Las diferencias con Allende, Aldama y demбs militares se dieron pronto y fueron in crescendo. No compartнan las estrategias del cura, ni siquiera el objetivo. Para Hidalgo era la independencia absoluta; para ellos la autonomнa... Luego de la derrota de Aculco, llegу casi solo a Valladolid y tuvo la capacidad de resurgir sin Allende creando otro ejйrcito. A pesar de que la campaсa fue una centella de cuatro meses, llevу a cabo otra estrategia que prolongarнa el movimiento toda una dйcada: el nombramiento de comisionados por los cuatro puntos cardinales. Fue pionero en todo el continente al abolir la esclavitud y propuso el establecimiento de un congreso que dictara `leyes suaves, benйficas, acomodadas a las circunstancias de cada pueblo'..." (p. 77) Hidalgo fue fusilado el 30 de julio de 1811. El ensayo Iturbide y Arбmburu, Agustнn de, establece en torno a este militar derechista asesino de insurgentes: "Una vez que Guerrero le dio su respaldo y le asegurу un apoyo militar que cubrнa el siempre amenazante sur de la Nueva Espaсa, y despuйs de haberlo consultado con amigos y confidentes, tanto criollos como espaсoles, clйrigos, militares y abogados, Iturbide decidiу suscribir, el 24 de febrero de 1821, su Plan de Independencia en la poblaciуn de Iguala, muy cerca del mineral de Taxco, en la frontera con los territorios, caсadas, montes y cuevas dominadas por las fuerzas de Guerrero". (p. 81) En Lуpez Rayуn, Ignacio, es esclarecido el rol de este dirigente independentista: "...uno de los aportes fundamentales que Rayуn hizo al movimiento insurgente fue la creaciуn de la Suprema Junta Nacional Americana, mejor conocida como Junta de Zitбcuaro. Desde su instalaciуn en aquella villa el 19 de agosto de 1811, se convirtiу en el gobierno mбs activo y permanente que tuvo la revoluciуn durante su etapa de organizaciуn, y constituyу el primer paso polнtico que dieron los americanos por establecer un gobierno `nacional' de carбcter colegiado, en sustituciуn del colonial encabezado por peninsulares". (p. 94) El artнculo Mina, Xavier, explica las razones de la participaciуn revolucionaria en Nueva Espaсa de este combatiente navarro: "La proclama que Mina imprimiу y difundiу desde el puerto sobre el rнo Santander revela los motivos de la expediciуn: poner fin al despotismo y monopolio ejercido en Espaсa por Fernando, sus cortesanos y unos cuantos comerciantes a costa de un pueblo oprimido; privarlos de los recursos de las posesiones de ultramar; unir su lucha contra la tiranнa con la de los americanos, como espaсol `no degenerado', amigo de la libertad que actъa a favor del interйs nacional. Йste, dice Mina, se verб beneficiado con la independencia de Amйrica..." (p. 106) El militar navarro es tomado preso y fusilado en el Cerro del Borrego el 11 de noviembre de 1817. En Morelos y Pavуn, Josй Marнa se indica: "Morelos se ofreciу como capellбn del ejйrcito, pero Hidalgo lo persuadiу a tomar las armas, comisionбndolo para la conquista del sur, especialmente del puerto de Acapulco... "...[Morelos] reiterу las disposiciones de Hidalgo: se establece nuevo gobierno en manos de los americanos, que lo son todos los nacidos en Nueva Espaсa, sin distinciones de indios ni castas; se suprimen el tributo, la esclavitud, las cajas de comunidad, las deudas a peninsulares y el monopolio de la pуlvora..." (p. 112) El Congreso de Anбhuac, inaugurado en Chilpancingo, declarу el 6 de noviembre de 1813: "Queda rota para siempre jamбs y disuelta la dependencia del trono espaсol". (p. 115)
4 De conformidad con Cuй Cбnovas: "Desde la iniciaciуn de su gran lucha, Morelos comprendiу que era necesario substituir las chusmas indisciplinadas de Hidalgo, por ejйrcitos poco numerosos pero disciplinados y sobre todo, convenientemente armados. En una carta de 19 de noviembre de 1810, escribнa a don Francisco Dнaz de Velasco: `Veo de sumo interйs escoger la fuerza con que debo atacar al enemigo, mбs bien que llevar un mundo de gente sin armas ni disciplina. Cierto que pueblos enteros me siguen a la lucha por la independencia, pero les impido diciendo que es mбs poderosa su ayuda labrando la tierra para darnos el pan a los que luchamos y nos hemos lanzado a la guerra'. Asн el ejйrcito de Morelos nunca llegу a mбs de seis mil hombres que a pesar de su escaso nъmero y por factores diversos, realizaron la gesta militar mбs brillante del movimiento emancipador". [3] Para Lemoine: "Morelos fue un buen organizador, quizбs el mбs dotado que produjo la insurgencia. Al contrario de Hidalgo, se negу a conducir muchedumbres caуticas e indisciplinadas, cuya eficacia, en combates formales y frontales, era mнnima cuando no nula. En sus reclutamientos, Morelos procuraba seleccionar a los mбs aptos; los distribuнa en cuerpos sujetos a riguroso control; los dotaba de armas efectivas, como fusiles, sables y machetes, y les exigнa un mнnimo de instrucciуn militar. Redactу unas sencillas pero sensatas `ordenanzas' y sus libros de intendencia eran modelos de orden, claridad y experiencia administrativa. A su lado y siguiendo su ejemplo y directrices, se formу y fogueу una plйyade vigorosa de jefes insurgentes..." [4] El cura de Carбcuaro fue fusilado el 22 de diciembre de 1815. En Mujeres en la Independencia, es expuesto: "Se tienen documentados varios casos de mujeres que durante la guerra de Independencia de Mйxico fueron acusadas de infidentes por las autoridades del rйgimen colonial. Muchas de ellas fueron juzgadas y sentenciadas a ser ejecutadas, encarceladas o deportadas; otras fueron privadas de sus propiedades. Todas ellas promovieron la independencia y realizaron actividades rebeldes como seducciуn de la tropa, contrabando de mensajes y armas, espionaje y conspiraciуn. Otras proporcionaron recursos econуmicos a los insurgentes, guiaron a los rebeldes por los caminos, se desempeсaron como enfermeras en los improvisados hospitales, llevaron agua a los combatientes, enterraron a los muertos, algunas fueron soldados y hasta hubo quien mandу un pequeсo destacamento de insurreccionados". (p. 118) El artнculo Primo de Verdad y Ramos, Francisco, pone en claro el rol de este impulsor de la autonomнa novohispana: "Detenido el dнa 16 [de septiembre], Primo de Verdad fue enviado a las cбrceles del arzobispado, en las que muriу el dнa de su santo, 4 de octubre de 1808, en circunstancias que han generado enorme suspicacia en la literatura nacional". (p. 132) Ramos Arizpe, Josй Miguel, es un ensayo que informa: "Otra intervenciуn suya [en las Cortes] que llamу la atenciуn fue la defensa airada que hizo de los derechos de los miembros de las castas, particularmente los descendientes de africanos, a tener una representaciуn equitativa en las Cortes y a que no se le regatearan sus derechos polнticos. Al hacerlo, condenу las polнticas `bбrbaras' y `tirбnicas' que durante 300 aсos habнan gobernado en Amйrica, mismas que les restringнan a esos sectores el ingreso a las instituciones educativas..." (p. 137) Vicario, Leona es un artнculo que plantea: "Leona se uniу a distancia a esta tarea [ediciуn de periуdicos insurgentes], al enviar noticias, tipos de imprenta y tinta a los jefes rebeldes... Su casa se convirtiу en centro de reuniуn, mandaba dinero a las tropas e hizo cuanto pudo por ayudar al movimiento. Ademбs de distribuir propaganda, Leona logrу convencer a los armeros vizcaнnos de la maestranza del virrey de que fabricaran fusiles para los insurgentes. Se ocupaba de enviarles medicinas y ropa, arreglaba asuntos personales que los prуfugos habнan dejado pendientes EN LA CIUDAD de Mйxico y apoyaba a las familias de apresados por infidencia". (p. 153)
5 La guerra EN ESTE CAPНTULO destacan las entradas Campaсa de Hidalgo, Campaсas de Morelos, Contrainsurgencia, Escenarios de la guerra: el Bajнo, Escenarios de la guerra: Guadalajara y Occidente, Escenarios de la guerra: Tierra Caliente, y Relaciones de la insurgencia con el exterior. En el ensayo Campaсa de Hidalgo es descrito el extraordinario desarrollo de la insurgencia encabezada por el padre Hidalgo. Asн, al salir de Dolores lo acompaсan 700 personas; al arribar a San Miguel el Grande son mбs de mil y al dejarlo son 1,500; al entrar en Celaya rebasan los 4 mil combatientes; en Irapuato la masa movilizada asciende a 9 mil hombres; en Guanajuato se incorporan mil alzados mбs. Agrega el texto: "El 17 de octubre, entrada triunfal de Hidalgo a Valladolid; reprehende al cabildo eclesiбstico que no le tributу en catedral el recibimiento que esperaba y toma 114,000 pesos de la mitra. Las turbas saquean algunas casas de espaсoles; severa represiуn de Allende con muerte de algunos contraventores... Ademбs de ellos [regimientos formales] la multitud de insurrectos asciende a unos 37,000 hombres". (p. 164) En Acбmbaro la masa en marcha llega a 50 mil almas. Toluca es ocupada pacнficamente el 28 de octubre y la muchedumbre asciende a 70 mil hombres. En el Monte de las Cruces, los combatientes son cerca de 80 mil, de los cuales 3 mil son de lнnea y unos 14 mil jinetes rancheros con lanza, que derrotan al realista Torcuato Trujillo, pero con grandes pйrdidas humanas. A propuesta de Hidalgo, y con la oposiciуn de los militares de carrera, no se ataca la Ciudad de Mйxico. Disminuido el ejйrcito insurgente a 30 mil hombres, regresa por Lerma, Ixtlahuaca y Aculco, donde se impone la opiniуn de Hidalgo de ofrecer combate y se produce una grave derrota a manos de Calleja. Las tropas insurgentes quedan reducidas a 6 mil efectivos. Allende propone evadir a los realistas y hacer guerra de guerrillas. En Valladolid, Hidalgo forma un ejйrcito de 7 mil jinetes y 240 infantes. El cura de Dolores impone medidas violentas: son ajusticiados algunos cientos de peninsulares. En la batalla del Puente de Calderуn, el 17 de enero de 1811, los realistas se alzan con la victoria y el ejйrcito insurgente sufre una terrible derrota. Campaсas de Morelos es un artнculo que seсala: "El movimiento insurgente vivirнa sus mejores momentos entre 1811 y 1814 cuando se convirtiу en una amenaza real y tangible para el rйgimen colonial. Durante esos aсos, el lнder mбs prominente fue sin duda el sacerdote Josй Marнa Morelos y Pavуn". (p. 167) "Luego de cuatro meses de sitio [al fuerte de San Diego en Acapulco], los realistas decidieron rendirse, el 19 de agosto [de 1813], abatidos por el hambre, las enfermedades y la carencia de pertrechos..." (p. 170) "El corazуn del movimiento insurgente estaba ubicado en la parte sur de la Intendencia de Mйxico y en una porciуn de la de Michoacбn. En este territorio, Morelos erigiу en 1813 la Intendencia de Tecpan, cuya cabecera fue el pueblo de Chilpancingo. Ahн la hegemonнa insurgente era plena, a diferencia de otras partes del territorio donde las partidas independentistas estaban en disputa continua con las tropas realistas..." (p. 170) En el ensayo Contrainsurgencia, es anotado: "La insurrecciуn del cura Hidalgo puso de manifiesto la fragilidad del modelo de defensa borbуnico establecido en la Nueva Espaсa". (p. 171) Agrega: "El ejйrcito permanente se encontraba distribuido en las comandancias militares de las principales ciudades de la Nueva Espaсa. Las milicias provinciales agrupaban a la clase propietaria de las provincias de donde tomaron su nombre. Lo mismo ocurrнa con las milicias urbanas de las ciudades de Mйxico y Puebla, con las compaснas de morenos y pardos creadas para proteger las costas, con las presidiales formadas en los territorios fronterizos y con los
6 indios flecheros que evitaban el avance de los indios rebeldes. En total, dichas fuerzas sumaban un total de 21,959 hombres armados". (p. 171) Escenarios de la guerra: el Bajнo, es un ensayo que precisa: "En 1792 y 1793, Juan Antonio de Riaсo calculaba que la poblaciуn de la Intendencia de Guanajuato era de poco menos de 400,000 habitantes, de los cuales 26.1% eran espaсoles, 18.2% mulatos, 11.5 castas y 44.2% indнgenas..." (p. 173) El artнculo Escenarios de la guerra: Guadalajara y occidente, informa: "La angustia tambiйn invadiу a la ciudad porque Hidalgo dispuso el embargo de los bienes de los espaсoles y el degьello de entre 500 y 700 peninsulares, a pesar de que Allende y otros oficiales insurgentes se opusieron. Algunos miembros de la elite negociaron con el cura de Dolores para no salir afectados, ofreciйndole a cambio recursos para financiar la rebeliуn". (p. 180) En el ensayo Escenarios de la guerra: Tierra Caliente, se concluye: "La insurgencia en el sur de la Nueva Espaсa encabezada por Josй Marнa Morelos y Pavуn entre 1810 y 1815, y por Vicente Guerrero entre 1815 y 1821 tuvo su base de apoyo mбs importante en las cбlidas costas de las intendencias de Mйxico y Michoacбn, que actualmente forman parte del estado de Guerrero, y en menor medida en las intendencias de Oaxaca y Puebla, asн como en la contigua sierra Madre del Sur que corre paralela a ellas ..." (p. 190) "El cultivo De Cacao motivу la introducciуn de mano de obra esclava de origen africano en las costas, debido a que las leyes ponнan obstбculos para desarraigar de sus pueblos a los escasos indios para llevarlos a trabajar de manera permanente a las haciendas cacaoteras y ganaderas. El mestizaje de los individuos negros e indios dio origen a la poblaciуn mulata que le imprimirнa un perfil peculiar a las tropas insurgentes de Morelos y Guerrero". (p. 191) En el artнculo Relaciones de la insurgencia con el exterior, se apunta: "Desde sus inicios, la insurgencia novohispana volteу la mirada hacia otras naciones, particularmente hacia Estados Unidos, en busca de apoyos para su lucha contra el rйgimen colonial. Tambiйn fueron varias las naciones, en especial los vecinos del norte, cuyos gobiernos mostraron interйs en lo que ocurrнa en la Nueva Espaсa durante los ъltimos aсos del virreinato. "...a pesar de que el gobierno estadounidense nunca reconociу la insurgencia ni le brindу abiertamente su apoyo, los insurgentes esperaron la ayuda del norte durante largos aсos..." (p. 202) Conceptos y cultura polнtica EN ESTE APARTADO resaltan las entradas Amйrica, Autonomнa / autonomismo, Ciudadanнa, Constituciуn / constitucionalismo, Gobierno representativo, Independencia, Mйxico, Monarquнa / monarquismo, Procesos electorales, Repъblica / republicanismo, Revoluciуn, y Soberanнa. En el ensayo Amйrica se sostiene: "...lo americano de la insurgencia novohispana se ceснa, en funciуn de la secular divisiуn hispбnica, a la llamada Amйrica septentrional o boreal e incluso mexicana, en oposiciуn a la Amйrica meridional o peruana; es decir, aquella vasta territorialidad que a la postre precisarнa el artнculo 10 de la Constituciуn de Cбdiz..." (p. 218) En el artнculo Autonomнa / autonomismo, se seсala: "Desde hace varias dйcadas, algunos estudios sobre el proceso de independencia de Mйxico propusieron que los grupos polнticos de las principales ciudades del virreinato no manifestaron interйs en la secesiуn ni en la emancipaciуn sino que, ante la crisis de 1808, procuraron conseguir una mayor participaciуn en la toma de decisiones de su paнs..." (p. 220) "La independencia, entendida como la erecciуn de un Estado soberano distinto de Espaсa, no se encontraba entre los planes de los autonomistas..." (p. 220) En el artнculo Celebraciones cнvicas, queda asentado: "La fiesta que conmemoraba anualmente la conquista de Mйxico Tenochtitlan y que era la representaciуn mбs acabada del
7 Antiguo Rйgimen fue reemplazada por las que desde la consumaciуn de la independencia comenzaron a festejar este suceso como el hecho fundador de la nueva naciуn..." (p. 223) La entrada Ciudadanнa expresa que el artнculo 18 de la Constituciуn de Cбdiz: "... excluнa a las castas de la condiciуn de ciudadanнa y les impedнa, por tanto, participar en los procesos electorales (y los excluнa de la base demogrбfica para determinar el nъmero de ciudadanos, lo que, dicho sea de paso, aseguraba una mayorнa peninsular en las Cortes)..." (p. 227) En el ensayo Constituciуn / constitucionalismo, se manifiesta: "El Congreso de Anбhuac, legнtimamente instalado, declaraba que, ante la situaciуn europea: `La Amйrica septentrional ha recobrado el ejercicio de su soberanнa usurpado: queda rota para siempre jamбs y disuelta la dependencia del trono espaсol...' "En el mismo sentido se pronunciaron los miembros del Supremo Congreso mexicano en el Decreto Constitucional para la Libertad de la Amйrica Mexicana, sancionado en Apatzingбn el 22 de octubre de 1814..." (p. 236) En el artнculo Gobierno representativo se plantea: "La propuesta de gobierno representativo hecha por Francisco Primo de Verdad, a nombre del Ayuntamiento, sugerнa que el pueblo, entendido como el conjunto de sus autoridades constituidas, fuera el fundamento del уrgano de gobierno provisional. Los sectores mбs conservadores se opusieron a estas ideas, al considerarlas sediciosas y semejantes a las que revolucionaron a Francia". (p. 237) La entrada Independencia indica: "Al parecer fueron las autoridades peninsulares las que en mayor medida invocaron el tйrmino [independencia]. Asн lo confirma el comentario de Mariano Michelena, uno de los principales implicados en la conspiraciуn de Valladolid de 1809, que en 1821 recordaba: `fueron ellos, los contrarios', quienes se empeсaron en probar que Mйxico podнa muy bien sostenerse en caso de que Iturrigaray pretendiera coronarse; fueron los enemigos de йste, celosos de la obediencia a Espaсa y la dependencia de ella, `los primeros que nos hicieron comprender la posibilidad de la independencia y nuestro poder para sostenerla...'" (p. 243) Mйxico, es un ensayo que informa: "El tйrmino `Amйrica septentrional' estб presente en la Constituciуn de Cбdiz y es posible que el Congreso insurgente de la Nueva Espaсa lo retomara de ahн. Segъn el artнculo 10 de la Constituciуn espaсola, una de las partes que integraban la naciуn era la `Amйrica septentrional', que comprendнa `Nueva Espaсa con la Nueva Galicia y penнnsula de Yucatбn, Guatemala, Provincias Internas de Oriente, Provincias Internas de Occidente, isla de Cuba con las dos Floridas, la parte espaсola de la isla de Santo Domingo y la isla de Puerto Rico con las demбs adyacentes a йstas y al continente en uno y otro mar'". (p. 265) "Ernesto Lemoine seсalу que el afortunado nombre de `Repъblica Mexicana' lo empleу por primera vez el aventurero cubano Josй Бlvarez de Toledo, editor de El Mexicano, un periуdico de la Luisiana que difundнa las noticias de los `Estados Unidos Mexicanos'. En la correspondencia de este hombre con Josй Marнa Morelos, insistнa en llamarlo `presidente de los Estados Unidos de Mйxico' y de la `Repъblica Mexicana', nombre que Morelos terminу adoptando, por encima de las que empleara antes..." (p. 266) En el artнculo Monarquнa / monarquismo queda establecido: "...Una de las amenazas que temнan los monarquistas era la influencia creciente de los Estados Unidos de Amйrica, inspirador en buena medida del modelo republicano federal. La monarquнa fue derrotada en el Cerro de las Campanas y, con las variantes de todos conocidas, a decir de O'Gorman, con El Triunfo de la Repъblica `expirу la Nueva Espaсa al cobrar Mйxico por primera vez en plenitud su ser como naciуn del Nuevo Mundo'". (pp. 273-274) El ensayo Repъblica / republicanismo, concluye: "Serнa en Texas (lo cual muestra la importancia del ejemplo estadounidense en la adopciуn del concepto moderno de `repъblica' en Mйxico) en donde surgirнa, por esas fechas, un `ejйrcito republicano del norte', encabezado por el colono Bernardo Gutiйrrez de Lara y formado, entre otros, por un alto nъmero de aventureros
8 de Estados Unidos. La Constituciуn texana de ese aсo seсalarнa que el enorme territorio al norte del rнo Bravo o Grande formaba parte de la `Repъblica Mexicana'. Este tйrmino no se conocerнa en otras regiones del virreinato sino hasta 1815, cuando Josй Бlvarez de Toledo, otra vez desde Texas, lo emplearнa en una carta a Josй Marнa Morelos. A partir de ese momento, tambiйn los insurgentes mexicanos empezarнan a referirse al paнs que pretendнan construir como `Repъblica Mexicana' e, incluso, `Estados Unidos Mexicanos', forma que tambiйn aprendieron de Бlvarez de Toledo. El mayor nъmero de referencias a la forma de gobierno republicana lo encontramos en los documentos generales por el fracaso de la expediciуn de Xavier Mina. El ejйrcito que comandaba el joven navarro se hacнa llamar `republicano'. Guadalupe Victoria tambiйn recuperarнa el tйrmino para su proyecto". (p. 292) En Revoluciуn, se da a conocer: "El Ilustrador Americano fue uno de los periуdicos insurgentes que prohijу la lucha como una revoluciуn. Su contenido se ofrecнa a la `faz del orbe' para demostrar `la justicia, la necesidad y los nobles objetivos de nuestra revoluciуn'..." (p. 298) El artнculo Soberanнa informa: "Desde el mismo preбmbulo del Decreto Constitucional para la Libertad de la Amйrica Mexicana, sancionado en Apatzingбn en octubre de 1814, se asentaba que el objeto principal perseguido por el Congreso era `substraerse para siempre de la dominaciуn extranjera'. Para llegar a esa meta, los constituyentes atribuyeron el origen de la soberanнa al pueblo y su ejercicio a los legнtimos representantes de la naciуn, con lo que se despojaba de ese atributo a cualquier familia o individuo que pretendiera adjudicбrselo..." (p. 304) Instituciones ESTA SECCIУN INCLUYE, entre otros importantes artнculos, Audiencia, Ayuntamiento, Cortes, Diputaciуn provincial, Ejйrcito, Iglesia, y pueblos de indios. La entrada Audiencia establece: "Las audiencias de toda la Amйrica espaсola fueron instituciones que tomaron parte activa en la polнtica de las diversas regiones a raнz de la crisis que se desatу en 1808, asн como a lo largo del periodo de la guerra de independencia..." (p. 311) En el ensayo Ayuntamiento es apuntado: "Desde su establecimiento en el siglo XVI, el Ayuntamiento de la Ciudad de Mйxico adquiriу un papel protagуnico, como el principal, en el conjunto de cabildos de la Nueva Espaсa. En su calidad de sede de la capital, tuvo una relaciуn privilegiada con el monarca y las autoridades novohispanas, exigiendo y adoptando privilegios como cabeza jurisdiccional, junto con el resto de las autoridades civiles y eclesiбsticas residentes en la ciudad, como el virrey, la Real Audiencia, la Real Hacienda y el arzobispo, lo que no obstу para que su integraciуn, asн como sus ordenanzas y disposiciones mбs importantes, al igual que en el resto de los ayuntamientos, estuvieran sujetas a la Corona". (p. 315) El artнculo Consulado aclara: "Durante los siglos XVI y XVII, todo el comercio de la Nueva Espaсa estuvo controlado sуlo por dos consulados, el de Sevilla y el de la Nueva Espaсa, pero en el siglo XVIII, la situaciуn cambiу cuando surgieron nuevos grupos de comerciantes que obtuvieron los privilegios de fundar sus propios consulados". (p. 321) La entrada Cortes precisa con claridad: "Los diputados espaсoles y americanos que sirvieron en las Cortes Extraordinarias promulgaron la Constituciуn de la Monarquнa espaсola que transformarнa el mundo hispбnico. Los diputados de la Nueva Espaсa tuvieron un papel central en las Cortes de Cбdiz. No sуlo eran los mбs numerosos, sino tambiйn los mбs activos. Seis novohispanos se desempeсaron como presidentes de las Cortes, seis fungieron como vicepresidentes y uno como secretario. Tres novohispanos trabajaron en la comisiуn que preparу la redacciуn de la Carta Magna. Ademбs, novohispanos como Miguel Ramos Arizpe y Josй Guridi y Alcocer fueron responsables de la creaciуn de una nueva instituciуn que fundу la base del sistema constitucional: los organismos regionales administrativos llamados diputaciones provinciales..." (p. 325)
9 En el ensayo Diputaciуn provincial, se esclarece: "La diputaciуn, junto con las Cortes, fueron el inicio del parlamentarismo en el бmbito hispano e hispanoamericano. Su continuidad en el Mйxico independiente, como diputaciones bajo la йgida de los Congresos constituyentes, dieron paso a los Congresos estatales como sustento fundamental del sistema federal". (p. 334) En la entrada Ejйrcito se precisa: "Para los militares y oficiales administrativos del rйgimen colonial, el mundo tal como ellos lo habнan conocido terminу el 16 de septiembre de 1810. A pesar de las conspiraciones y los tumultos de 1808 a 1810, la gran insurrecciуn resultу una sorpresa espantosa. La atracciуn fatal de la poblaciуn por el mensaje irresistible del cura y sus centenares de cabecillas amenazaba con una revoluciуn popular en todo el paнs y extinguirнa el viejo ejйrcito". (p. 336) "En lugar del periodo de calma entre 1816 y 1820 que describiу Alamбn, podemos identificar un periodo de declive casi imperceptible pero continuo en el ejйrcito realista de la Nueva Espaсa..." (p. 341) En Iglesia es aclarado el rol de la organizaciуn clerical: "En el aciago 1808, la Iglesia desempeсу un papel fundamental para tratar de preservar el orden establecido en la Nueva Espaсa y contener las repercusiones de la crisis motivada por la invasiуn napoleуnica y la caнda de la Monarquнa..." (p. 342) En el artнculo Inquisiciуn, queda registrado: "En 1811 la Inquisiciуn comenzу a mostrar serias dificultades para actuar debido a la divisiуn del clero. El procedimiento secreto del tribunal no podнa arriesgarse a ser descubierto por individuos que manifestaban una actitud ambivalente o dudosa respecto del proceder de la Inquisiciуn y de las autoridades civiles y eclesiбsticas..." (p. 351) En Pueblo de indios es explicada esta figura: "El pueblo de indios, por tener un consejo gubernativo constituido de manera legal, era una entidad corporativa con personalidad jurнdica que se encargaba de la administraciуn polнtica, financiera y judicial en las localidades de indios. Los `pueblos', designaciуn reservada para asentamientos de indios, junto con las `ciudades', `villas' y `reales de minas' de espaсoles, fueron las unidades bбsicas de la divisiуn territorial y de la administraciуn polнtica de todo el virreinato". (p. 353) Sociedad, economнa y cultura EN ESTE APARTADO resaltan las entradas Agricultura, Bandidaje, Comercio exterior, Demografнa, Industria, Literatura, y Minerнa. El ensayo Agricultura precisa: "Las regiones mбs ricas y habitadas eran el Altiplano y el Bajнo, situaciуn asociada, entre otras causas, a la mejor calidad de la tierra en esas zonas. La estructura agraria se caracterizaba por la excesiva concentraciуn de la tierra en unas cuantas manos, en oposiciуn a los pequeсos propietarios que, aunque numerosos, sуlo usufructuaban una porciуn menor de tierras, usualmente de poca calidad. Junto a estas dos formas de propiedad coexistiу la propiedad indнgena comunal, resistiendo los embates de los propietarios particulares de todos los tamaсos y de manera predominante espaсoles, aunque tambiйn los habнa de las castas e incluso de indios. La propiedad colectiva indнgena era el soporte sobre el cual descansaba la existencia misma de la comunidad, de ahн que cuando, para fines del siglo XVIII, fue cercada por la propiedad privada se desatу una serie de conflictos sin precedentes". (p. 363) En Bandidaje queda asentado: "Para quienes se encontraban fuera de la Ley antes de 1810, resultaba lуgico unir sus destinos a los de la rebeliуn, ya que consideraban que podrнan continuar con el contrabando y otras actividades delictivas, asн como obtener una paga regular o tan sуlo dar rienda suelta a los impulsos violentos de su personalidad antisocial..." (p. 366) Demografнa es una entrada que plantea: "La poblaciуn de la Nueva Espaсa en 1803 fue estimada en 5,746,731 habitantes, de los cuales 45% eran hombres y 55% mujeres. Cerca de 1,200,000 habitantes eran espaсoles o blancos, 25% de ellos habitaba en las provincias de
10 Valladolid, Guanajuato y Puebla. Habнa 746,320 tributarios registrados en once provincias, de los que se concentraban mбs de 50% en las de Mйxico, Puebla y Oaxaca, y 28% en las de Guanajuato, Valladolid, San Luis Potosн y Guadalajara. En total, las clases tributarias formadas por caciques, gobernadores, reservados, ausentes, mujeres, viudas y solteras, niсos y niсas, viudos y solteros y prуximos a tributar sumaban 3,385,460 individuos, constituidos por 80% de indios, 8% laborнos y el resto negros y mulatos libres. Los mestizos eran cerca de 40% de la poblaciуn total en 1810. Al inicio de la guerra de independencia, la poblaciуn debiу fluctuar entre los 6,400,000 habitantes en la Nueva Espaсa". (p. 373) El artнculo Industria informa: "En realidad, desde principios del siglo XVIII, pero sobre todo en las primeras dйcadas del XIX, los textiles europeos competнan y desplazaban a los producidos localmente, hasta paralizar los obrajes. Tejidos de lana y algodуn importados de mejor calidad y mбs baratos, invadieron el mercado con la consecuente caнda de la producciуn local..." (p. 378) Minerнa es un ensayo que plantea: "En su natal Guanajuato, Alamбn fue testigo presencial del saqueo y de la quema del tiro de la Valenciana. En Taxco, las tropas de Morelos fusilaron a todos los peninsulares dueсos de minas, excepto a uno..." (p. 392) Los historiadores ESTE CAPНTULO INCLUYE, entre otros destacados estudiosos de la Historia, a Alamбn, Lucas; Alperуvich, Mosйi Samuilovich; Benson, Nettie Lee; Bustamante, Carlos Marнa; Lemoine Villicaсa, Ernesto; Mier, Servando Teresa de; Mora, Josй Marнa Luis; Teja Zabre, Alfonso; Torre Villar, Ernesto de la, y Villoro, Luis. En la entrada Alamбn, Lucas queda asentado: "Fue uno de los pocos polнticos e intelectuales de su tiempo que previу el peligro que representaba el despoblamiento en el norte del paнs, sumado a la vecindad con una naciуn que progresaba a pasos agigantados y se expandнa dentro y mбs allб de sus fronteras..." (p. 406) "De los primeros insurgentes sus opiniones son bastante despectivas: a Miguel Hidalgo lo presenta como un cura desobligado, dedicado a traducir obras del francйs, a las diversiones y el juego; su liderazgo fue errбtico y demasiado propenso a los halagos, al hacerse llamar `Alteza Serenнsima'. Allende, con buena presencia y valeroso era, sin embargo, `muy inclinado al juego y a las mujeres y a toda clase de disipaciones'..." (p. 406) Alperуvich, Mosйi Samuilovich es un artнculo que establece: "El libro [Historia de la independencia de Mйxico, 1810-1824] fue sumamente influyente entre algunos cнrculos acadйmicos mexicanos y se utilizу como libro de texto en los Colegios de Ciencias y Humanidades de la UNAM; de ahн que fuera reeditado en diversas ocasiones durante las dйcadas de 1970 y 1980 por Ediciones de Cultura Popular". (p. 412) El ensayo Benson, Nettie Lee informa: "Contrariamente a las interpretaciones de sus profesores y de la mayorнa de los historiadores, Benson concluнa que los mexicanos habнan tenido un gobierno representativo, que su sistema polнtico habнa surgido de la cultura polнtica hispбnica y que estaban bien preparados para gobernarse a sн mismos..." (p. 415) La entrada Bulnes, Francisco apunta: "El anбlisis de la sociedad novohispana, de sus clases y de sus determinaciones sociales permitiу a Bulnes afirmar que la guerra popular encabezada por Hidalgo --autйntica `guerra africana' por la composiciуn social de sus huestes, por las pasiones que las animaban y por sus mйtodos de lucha--, habнa sido la ъnica posible en el primer periodo de la insurgencia..." (pp. 418-419) Bustamante, Carlos Marнa de, es un artнculo que seсala: "Sin duda, entre sus obras propiamente histуricas destaca el Cuadro histуrico de la Revoluciуn de la Amйrica mexicana comenzada en quince de septiembre de mil ochocientos diez, por el ciudadano Miguel Hidalgo y Costilla (1823). Al segundo tomo le agregу al tнtulo: Segunda йpoca, dedicada al general Josй
11 Marнa Morelos (1823), y el tercero: Parte primera de la tercera бpoca. Dedicada al ciudadano general Josй Marнa Morelos (1825); el cuarto: Parte segunda de la tercera йpoca. Dedicada al ciudadano general Josй Marнa Morelos (1826) y, el tomo quinto: Parte tercera de la tercera йpoca. Dedicada al ciudadano general Josй Marнa Morelos (1827). Como complemento a la obra publicу tambiйn un Suplemento al cuadro histуrico y carta 30 de la segunda йpoca. Representaciуn a las Cortes de Madrid hecho por la Audiencia Real de Mйxico (1826) y Campaсas del general D. Fйlix Marнa Calleja, comandante en jefe del ejйrcito real de operaciones, llamado dEl Centro (1828). En la segunda ediciуn, publicada de 1843 a 1846, revisу y agregу noticias". (p. 424) En el ensayo Hamill, Jr. Hugh H. se afirma: "En particular, en The Hidalgo Revolt se destaca el carбcter imprбctico y desorganizado de Hidalgo, rasgos que influyeron de manera determinante en la marcha de los resultados del movimiento insurgente de 1810. En palabras del propio autor, al liderazgo del cura de Dolores le faltу capacidad y le sobrу entusiasmo para organizar a las `huestes' insurgentes. Por ъltimo, el profesor Hamill incorporу a la guerra de Independencia de la Nueva Espaсa al amplio proceso histуrico de las revoluciones atlбnticas del siglo XVIII..." (p. 426) Segъn Cristina Gуmez Бlvarez en Lemoine Villicaсa, Ernesto: "La obra del maestro Lemoine, cerca de 124 tнtulos, entre libros y artнculos, fue resultado de una erudita y rigurosa investigaciуn histуrica. Es conocido principalmente por sus aportes al estudio de la Revoluciуn de Independencia, sin embargo, su quehacer histуrico lo llevу a publicar trabajos que abarcaron diversas йpocas histуricas y diversos temas. Entre ellos se encuentra La Ciudad de Mйxico durante la ocupaciуn norteamericana, 1847-1848". (p. 430) De acuerdo con el artнculo Mier, Servando Teresa de: "Esto lo convirtiу no sуlo en el primer historiador mexicano de la insurgencia, sino en el primero que empleу como base fundamental de su relato una copiosa documentaciуn obtenida gracias a sus amigos espaсoles, hispanoamericanos y mexicanos que, desde los principales puertos de Amйrica, desde Espaсa y otros puntos de Europa, le enviaron a Londres una gran cantidad de manuscritos, impresos y, en especial, periуdicos. Tambiйn aprovechу las bibliotecas que estaban a su disposiciуn..." (p. 437) En Mora, Josй Marнa Luis, se precisa: "Echу mano de la estadнstica, dбndole un tono ilustrado y moderno a sus escritos, cuando en realidad carecнan de una investigaciуn cientнfica e imparcial". (p. 441) En Teja Zabre, Alfonso es sostenido: "Sуlo hasta que una colisiуn formada por un grupo de la clase media, apoyado por las masas proletarias, impulsу las transformaciones iniciadas en la guerra de Independencia cuajo йsta en la restauraciуn de una Repъblica federal y democrбtica. Asн pues, a ojos de Teja, las guerras de reforma y los combates en contra de la intervenciуn francesa y el Imperio remataron la obra de Hidalgo y Morelos". (p. 443) Torre Villar, Ernesto de la, es una entrada que plantea: "El estallido de la revoluciуn insurgida por Hidalgo y su marcha arrasadora y victoriosa por Celaya, Salamanca, Guanajuato, Monte de las Cruces y el intento fallido de apoderarse de la capital del virreinato se presentan en un texto bien fundamentado aunque breve..." (p. 444) Villoro, Luis es una entrada que afirma: "Las primeras tres ediciones de El proceso ideolуgico de la Revoluciуn de Independencia fueron publicados por la Universidad Nacional Autуnoma de Mйxico, pero despuйs la Secretarнa de Educaciуn Pъblica y el Consejo nacional para la Cultura y las Artes han seguido reimprimiйndolo con grandes tirajes, precios econуmicos y amplia distribuciуn. A esto se debe agregar que una versiуn resumida del mencionado libro apareciу en 1973 en la cйlebre Historia general de Mйxico, editada por El Colegio de Mйxico. En la versiуn de esta obra que se hiciera en 2000 (que se ha seguido reimprimiendo) se conservу la misma colaboraciуn de Villoro". (p. 447) Autores
12 ENTRE LOS COLABORADORES de esta obra colectiva estбn Alfredo Бvila, Marнa Josй Garrido Asperу, Cristina Gуmez Бlvarez, Hira de Gortari Rabiela, Virginia Guedea, Moisйs Guzmбn Pйrez, Jesъs Hernбndez Jaimes, Carlos Herrejуn Peredo, Ana Carolina Ibarra, Juvenal Jaramillo Magaсa, Vicente Quirarte, Andrea Sбnchez Quintanar, Marta Terбn, Evelia Trejo y Josefina Vбzquez Zoraida. Bibliografнa ENTRE LOS AUTORES y libros citados en el Diccionario cabe mencionar a Ernesto de la Torre Villar, Los Guadalupes y la independencia, Mйxico, Porrъa, 1985; Luis Villoro, El proceso ideolуgico de la Revoluciуn de Independencia, Mйxico, Conaculta, 2002; Carlos Herrejуn Peredo, Hidalgo: las razones de la insurgencia y biografнa documental, Mйxico, SEP, 1987, Los procesos de Morelos, Zamora, El Colmich, 1985, Morelos: vida preinsurgente y lecturas, Zamora, El Colmich, 1984, e Ignacio Rayуn: primer legislador de Mйxico, Mйxico, UAEM, 1982; Servando Teresa de Mier, Historia de la Revoluciуn de la Nueva Espaсa, Mйxico, FCE / Inst. Cult. Helйnico, Mйxico, 1986; Ernesto Lemoine, Morelos y la Revoluciуn de 1910, Mйxico, UNAM FFL, 1990; Carlos Marнa de Bustamante, Cuadro histуrico de la Revoluciуn mexicana, ed. facs., 5 vols., Mйxico, Inst. Cult. Helйnico / FCE, 1985; Cristina Gуmez Бlvarez, El alto clero poblano y la Revoluciуn de Independencia, 1808-1821, Mйxico, UNAM FFL, 2008; Virginia Guedea, Josй Marнa Morelos y Pavуn. Cronologнa, Mйxico, UNAM, 1992, y La Independencia de Mйxico y el proceso autonomista novohispano 1808-1824, Mйxico, UNAM IIH, 2001; Jesъs Hernбndez Jaimes, Las raнces de la insurgencia en el sur de la Nueva Espaсa. La estructura socioeconуmica del centro y costa del actual estado de Guerrero durante el siglo XVIII, Mйxico, Inst. de Ests. Parls. E. Neri, 2002; Jesъs Hernбndez Garcнa, Fernбndez de Lizardi, un educador para un pueblo, 2 vols., Mйxico, UNAM / UPN, 2003; Manuel Ferrer Muсoz, La Constituciуn de Cбdiz y su aplicaciуn en Nueva Espaсa, Mйxico, UNAM, 1993; Josй Marнa Miquel i Vergйs, Diccionario de insurgentes, Mйxico, Porrъa, 1969; Manuel Ortuсo Martнnez, Xavier Mina, fronteras de libertad, Mйxico, Porrъa, 2003; Lucas Alamбn, Historia de Mйjico, desde los primeros movimientos que prepararon su independencia en el aсo 1808 hasta la йpoca presente, ed. facs. De la de 1849-1852, 5 vols., prуl. de Manuel Gonzбlez Navarro, Mйxico, FCE, 1985; Manuel Miсo Grijalva, Obrajes y tejedores de Nueva Espaсa, 1750-1810, Mйxico, El Colmex, 1998; Enrique Florescano, Estructuras y problemas agrarios de Mйxico, 1500-1821; Gabriel Torres Puga, Los ъltimos dнas de la Inquisiciуn en Mйxico, Mйxico, INAH / M. A. Porrъa, 2004; Mosйi S. Alperуvich, Historia de la Independencia de Mйxico, trad. de Adolfo Sбnchez Vбzquez, Mйxico, Grijalbo, 1967, y Dorothy Tanck de Estrada, Pueblos de indios y educaciуn en el Mйxico colonial, Mйxico, El Colmex, 2000. Naciуn y Estado A LO LARGO del Diccionario, diversos autores hablan de que la Revoluciуn de Independencia creу la naciуn mexicana. Esto es un profundo error, ya que Estado y naciуn no son sinуnimos, sino conceptos claramente distintos aunque vinculados. La naciуn es una comunidad estable, histуricamente formada, que comparte idioma, relaciones econуmicas, territorio, cultura y psicologнa propios. Es producto del desarrollo de la sociedad, que estuvo precedida por formas prenacionales de comunidad, como la gens y la tribu. Se configura por la unidad de varias etnias sobre la base de la eliminaciуn del fraccionamiento feudal y por la creaciуn y desenvolvimiento de la producciуn capitalista, que necesita de amplios vнnculos econуmicos y un mercado nacional. Tal es el proceso que se desarrollу en Europa.
13 En el capitalismo, la naciуn estб formada por clases sociales con intereses opuestos, que dan origen a partidos y otras organizaciones que representan dichos intereses. Si existe la naciуn, independientemente de lo que diga la Constituciуn polнtica del Estado multinacional, ella puede aspirar, si asн lo decide, a constituir su Estado nacional, a concretar la autodeterminaciуn nacional. La base del Estado nacional, en todas partes, es la naciуn. Si йsta existe, ningъn derecho es vбlido para encerrarla en un Estado que le es ajeno y que la oprime, aunque en ciertos casos a una naciуn le puede convenir obtener la autonomнa en los marcos de un Estado multinacional. [5] Existen naciones que nunca tuvieron Estado y que forman parte de Estados multinacionales. Ejemplos: Quйbec, en Canadб; Kurdistбn, en Turquнa, Siria, Irak e Irбn; Euskadi, en Espaсa, y antes de la disoluciуn de la URSS, Bielorrusia, y Moldavia. De presentarse una crisis grave en el Estado multinacional, una coyuntura internacional favorable, una firme conciencia nacional de los pueblos irredentos y una direcciуn nacional polнticamente capaz, es factible que surja un nuevo Estado, que se concrete la autodeterminaciуn nacional. La entidad estatal no es la naciуn. El Estado es el instrumento del poder polнtico en la sociedad de clases. Es la entidad jurнdica constituida por un territorio, una poblaciуn y un gobierno, bajo la hegemonнa de alguna de las clases fundamentales de la sociedad. El Estado tiene la facultad de intervenir en nombre de la sociedad en su conjunto y de ejercer el poder sobre un determinado territorio; de considerar a la poblaciуn adulta de su territorio como los ciudadanos o sъbditos del mismo; de adjudicar a los funcionarios pъblicos la representaciуn de los уrganos estatales; de cobrar los impuestos para mantener los gastos y el aparato estatales, y de ejercer el monopolio de la violencia. El Estado puede estar integrado por una sola naciуn, como ocurre en Cuba, o por varias naciones, como se presenta en la inmensa mayorнa de los Estados del mundo. [6] En Europa existe la experiencia de Estados que, basados en una naciуn dominante, fueron absorbidos o divididos por sus poderosos vecinos, pese a que la naciуn siguiera existiendo de manera permanente. El caso clбsico es Polonia, que en 1772 sufre una severa particiуn, a la cual la suceden otras, realizadas por Rusia, Austria y Prusia, que conducen a la desapariciуn del Estado polaco. Con la I Guerra Mundial y la Revoluciуn rusa, el Estado nacional polaco es reconstituido. En el periodo de entreguerras Polonia existe como un Estado mбs. Durante la II Guerra Mundial, la URSS y Alemania se reparten dicha entidad estatal. Al tйrmino de la conflagraciуn, se reconstituye el Estado nacional polaco sin sus regiones orientales. La experiencia polaca se presenta, con caracterнsticas particulares, en las naciones lituana, estonia, letona, ucraniana, bielorrusa, moldava, checa, austriaca, eslovaca, croata, eslovena, kosovar, serbia y otras, en el periodo de entreguerras y en la caнda de los paнses del este. En los paнses dependientes de Amйrica Latina, Asia y Бfrica, sin que estuvieran plenamente formadas las naciones, se constituyeron Estados nacionales a partir de territorios dominados por potencias colonialistas en crisis. Del Imperio espaсol surgieron los Estados nacionales de Mйxico, Perъ, Colombia, Cuba y otros. Antes de la conquista espaсola, existнan Estados en la forma de Confederaciones tribales o de otro tipo, aunque una buena parte de los habitantes de Amйrica, por su nivel de desarrollo no habнan logrado arribar a la forma de organizaciуn polнtica que es el Estado. Cabe aclarar que, mayoritariamente, los Estados nacionales sуlo pueden surgir con el desarrollo de las relaciones de producciуn capitalistas. Pero no siempre ha sido y es asн. En Amйrica Latina, la crisis del colonialismo espaсol, la organizaciуn de los criollos y la lucha anticolonialista, permitieron primero construir el Estado y desde йste impulsar la formaciуn de la naciуn dominante. Del Imperio britбnico nacieron o se reconstituyeron los Estados de India, Pakistбn, Ceylбn (hoy Sri Lanka), Nigeria y otros. Conclusiones
14 EL DICCIONARIO DE la Independencia de Mйxico debe ser considerado como un importante paso adelante en la elaboraciуn acadйmica de obras de consulta sobre un proceso revolucionario de tal peso que condujo a la constituciуn del Estado nacional mexicano, y que, ademбs, pone en claro aspectos primordiales de la dйcada objeto de estudio, trata temas no abordados antes y enriquece ciertos diccionarios preparados por algunos estudiosos y grupos interdisciplinarios que fueron publicados en aсos anteriores. En el futuro, podrбn depurarse varias entradas, adicionar nuevos artнculos y uniformar el abordaje y presentaciуn de los ensayos. Con la adquisiciуn y lectura de este ъtil Diccionario, los interesados en la contemporaneidad de Mйxico y la Patria Grande verбn satisfechas algunas de sus inquietudes. Notas (1) Sergio Guerra Vilaboy, Breve historia de Amйrica Latina, La Habana, Ed. de C. Sociales, 2Є ed., 2010, p. 91. (2) Inst. de Hist. de la Ac. de C. de la URSS, Nueva historia de los paнses coloniales y dependientes. Amйrica Latina, bajo la red. de los profrs. S. N. Rotovski, I. M. Reisner et al., trad. de M. B. Dalmacio, La Habana, Ed. Pбginas, 1943, p. 89. (3) Agustнn Cuй Cбnovas, Historia social y econуmica de Mйxico 1521-1854, Mйxico, Trillas, 23Є ed., 1982, p. 219. (4) Ernesto Lemoine, "La Revoluciуn radical: Josй Marнa Morelos", en Historia de Mйxico, t. 10, Mйxico, Salvat Mex. de Ed., 1986, p. 1633. (5) Ver V. I. Lenin, "El derecho de las naciones a la autodeterminaciуn", en Obras escogidas en doce tomos, t. V, Moscъ, Ed. Progreso, 1976; J. V. Stalin, "El marxismo y la cuestiуn nacional", en Obras completas en 17 tomos, t. 2, Ed. Act. Eda, Mйxico, 1977; Georges Weill, La Europa del siglo XIX y la idea de nacionalidad, trad. de Josй Lуpez Pйrez, Mйxico, UTEHA, 1961; Eric Hobsbawm, Naciones y nacionalismo desde 1780, trad. de Jordi Beltrбn, Barcelona, Crнtica Grijalbo Mondadori, 3Є reimpr., 1998; Jacques Arnault, Historia del colonialismo, trad. de Raъl Sciarreta, Buenos Aires, Futuro, 1960; V. P. Potemkin y otros, Historia de la diplomacia, t. 1. De la Antigьedad a la guerra franco-prusiana, trad. de Josй Laнn, Mйxico, Grijalbo, 1966, y Quй es quй en la polнtica mundial. Diccionario-guнa, grupo de red., E. Primбkov y A. Vlбsov (responsables), trad. de Vнctor Mйdnikov, Moscъ, Ed. Progreso, 1989. (6) Ver V. I. Lenin, "La revoluciуn socialista y el derecho de las naciones a la autodeterminaciуn", en Obras escogidas en doce tomos, t. V, Moscъ, Ed. Progreso, 1976, y "El Estado y la revoluciуn", en Obras escogidas en doce tomos, t. VII, Moscъ, Ed. Progreso, 1977; Antonio Gramsci, La polнtica y el Estado moderno (Escritos uno), Mйxico, Premiб Ed., 2Є ed., Max Adler, La concepciуn del Estado en el marxismo, trad. de Alfonso Garcнa Ruiz, Mйxico, Siglo XXI, 2Є ed., 1978; Comunismo cientнfico. Diccionario, A. Rumiбntsev (red.), trad. de Arnaldo Azzati, Moscъ, Ed. Progreso, 2Є ed., 1985, y їQuй es...? Diccionario, Moscъ, Ed. Progreso, 1989. ***Alfredo Бvila, Virginia Guedea y Ana Carolina Ibarra (coord.), Diccionario de la Independencia de Mйxico, Mйxico, UNAM, 2010, 566 pp.

GP Ramos

File: resea-del-diccionario-de-la-independencia-de-mxico-coordinado.pdf
Author: GP Ramos
Published: Sat May 12 02:03:41 2012
Pages: 14
File size: 0.19 Mb


, pages, 0 Mb

, pages, 0 Mb

2018 Ministry Guide, 15 pages, 0.23 Mb

Archive, 27 pages, 0.94 Mb
Copyright © 2018 doc.uments.com